La tragedia de los Andes: la frase que les dio esperanzas a los dos sobrevivientes que cruzaron la montaña por ayuda
Los pasajeros del avión que se estrelló en la cordillera y se mantuvieron vivos después de la tragedia tuvieron que esperar 73 días para que los rescataran; a 49 años, la crónica del milagro.

“Entre Carlitos y yo estaba la luna que me miraba desde el cielo. Y yo le había chiflado detrás de la cordillera, como para que supiera que estaba ahí”, dice el libro que escribió el pintor Páez Vilaró, padre de uno de los sobrevivientes de la tragedia de Los Andes. En su obra el artista recoge todo el recorrido que hizo hasta reencontrarse con su hijo, quien estuvo más de dos meses desaparecido en la nieve con los pasajeros del vuelo de la Fuerza Aérea uruguaya que se estrelló en la montaña.

Carlos Páez Vilaró nunca perdió la esperanza. Estaba seguro de que iba a encontrar a su hijo de 18 años y fundirse en ese abrazo que tanto ansió desde el primer momento en que se enteró de que su avión se había caído. Por eso, decidió viajar hasta Chile y movilizar todo un operativo para lograr su cometido.

“Aún me faltan algunas horas para partir pero la ansiedad me empuja a irme al aeropuerto. Para ganar tiempo, para hacerme a la idea de que ya estoy en marcha, para no demorarme en el encuentro con mi hijo…”, escribió en su libro el creador de Casapueblo, seguro de que Carlitos estaba vivo y él lo iba a encontrar antes de la Navidad.

El momento en que los helicópteros de rescate llegan al lugar de la tragedia, en diciembre de 1972
El momento en que los helicópteros de rescate llegan al lugar de la tragedia, en diciembre de 1972
Archivo
Aunque en diferentes momentos tanto los gobiernos como las fuerzas de búsqueda daban por perdidas a las víctimas del accidente que estaban a 4.200 metros de altura, 16 de los 45 pasajeros sobrevivieron y, en muchos casos, hoy son testimonio vivo de los difíciles momentos que tuvieron que atravesar en el recuerdo más duro de sus vidas y sus discursos todavía siguen conmoviendo a sus oyentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.